Información para Profesionales de Turismo
Texto
Actualidad
Travelport: “Somos un tipo diferente de empresa”

Jason Nash, Chief Storyteller de la compañía de tecnología, explica su singular rol, en línea con el objetivo de Travelport de solidificarse como una respuesta para todo el ecosistema de viajes.

–¿Qué es un storyteller?

–Me uní a Travelport hace 10 años, tras desempeñarme en Microsoft. Mi jefa, Fiona Shanley, Chief Costumer & Marketing Officer, me preguntó en enero pasado si quería ser Chief Storyteller.

Hay un motón de mensajes corporativos que son bla, bla, bla, bla… emitidos por voceros corporativos pero que no toman en cuenta a la gente y a la comunicación misma, no escuchan a la gente. La idea es buscar el aspecto humano de la historia de Travelport, realmente tratamos de contar lo que somos, qué negocios hacemos, de mostrar que somos distintos a nuestros dos principales competidores. Por ejemplo, no somos host de ninguna línea aérea (cuestión que decidimos hace casi una década), mientras que nuestros dos competidores hacen grandes negocios con eso, en cambio nosotros tenemos un exitoso negocio en el campo del mobile y de los pagos electrónicos. Es muy fácil para nosotros mostrar que somos un tipo diferente de empresa, y eso tratamos de explicar. Toda empresa implica una interacción humana.

La industria de los viajes implica conocer lugares cool, contactar con otras personas, sociabilizar, degustar rica comida, no importa si uno viaja por negocios o por placer. Por esto es tan importante el rol del Storytelling: la industria del turismo y los negocios de tecnología mejoran con un Storytelling. Por eso mencioné a Microsoft al principio, porque ellos tienen un Chief Storyteller en Seattle, se llama Steve Clayton y trabajamos juntos algún tiempo.

 

–¿Cuánto de su nuevo rol tiene que ver con el replanteo propio que viene encarando Travelport desde hace unos pocos años?

–Creo que lo interesante para mí, de mi nuevo rol, es que lo primero que hice fue entrevistarme con el CEO, Gordon Wilson; y con los diversos jefes operativos, a nivel senior, de ventas, de tecnología y demás, con quienes mantuve varios encuentros. Y ellos me transmitieron su visión de lo que Travelport hace y debería hacer, de su reinvención y de que en definitiva todo el sector de tecnología debe reinventarse. El consumidor está cada vez más al control, mucho más que en el pasado. Hace algunos años las empresas tenían el control de todo, pero ahora con las redes sociales y los celulares hay un nuevo súper poder. Tomemos como ejemplo el caso de este pasajero que fue arrastrado fuera del avión a la fuerza, fue un episodio muy impresionante, violento. En el pasado se hubiera tomado una foto y quizás hubiera obtenido una mención en un diario. Sin embargo, el impacto y la inmediatez generada por el video en YouTube fue enorme, quedó en la memoria de todos. De modo que el impacto y el daño que pueden sufrir nuestras marcas es enorme, como nunca antes se vio. Los consumidores hoy se comunican entre sí, si uno tuvo una buena o mala experiencia lo cuenta en sus redes sociales.

 

–Y eso en un contexto de cambios cada vez más veloces, ¿no?

–Pensemos que a la TV le tomó 40 años alcanzar una masa crítica de la población del 80% y a los smartphones les tomó 10 años llegar a la misma masa crítica de 80% de la población. El negocio de la tecnología es emocionante porque hablamos de conectar a la gente. Y la industria de viajes es una de las usuarias de tecnología más antiguas. Los primeros que utilizaron los servicios de IBM fueron los bancos y las líneas aéreas. Travelport ha estado presente en la historia de la tecnología, lo está desde hace 40 años y claramente quiere reinventarse y reimaginarse, incorporando no solo las tecnologías principales sino también las nuevas que están desarrollándose alrededor.