Información para Profesionales de Turismo
Texto
Actualidad
Entregan obras para ordenamiento de playas en Cartagena

El MinCIT entregó obras por $ 6.490 millones y se puso en marcha el ordenamiento de playas en Cartagena de Indias. Asimismo, se definió un plan de trabajo con las autoridades locales y se lanzó la convocatoria para el programa de Banderas Azules.

El Ministerio de Comercio, Industria y Turismo y el Fondo Nacional de Turismo inauguraron la primera fase del proyecto Ordenamiento de las Playas de Bocagrande en Cartagena, con una inversión que supera los $ 6.400 millones. La obra consistió en la construcción de una infraestructura turística que contempla ocho vallas de prevención, cuatro señales de acceso, ocho garitas salvavidas, cuatro puestos de atención prehospitalario y siete baterías de baño, que están distribuidas en las cuatro playas de la zona de Bocagrande. Adicionalmente, a este proyecto se le sumó este año la construcción de dos pasarelas de acceso para la población con movilidad reducida, por un turismo accesible, con una inversión que supera los $ 200 millones.
La iniciativa beneficiará a más de 15 mil personas entre turistas, personal salvavidas, vendedores ambulantes, carperos, Policía de Turismo y habitantes de las comunidades de Bocagrande y El Laguito.
"Con el ordenamiento de la playa de Bocagrande estamos poniendo el destino al día con los indicadores básicos de calidad y seguridad que debe tener un sitio turístico moderno. Ello permite elevar la competitividad de Cartagena frente a otros destinos turísticos del Caribe y a los turistas vivir una experiencia mejor", dijo la ministra de Comercio, Industria y Turismo, María Claudia Lacouture.
La infraestructura, liviana y acorde con el medioambiente, será administrada por Distriseguridad, entidad del Distrito Turístico de Cartagena, y generará 85 empleos directos durante la etapa de ejecución. Lacouture se reunió con las autoridades locales en el Comité de Playas, en el cual se ratificó que la Alcaldía de Cartagena tiene listo el decreto por medio del cual se regularán estos espacios de turismo y recreación, y permitirá un trabajo conjunto con las comunidades en busca de su desarrollo económico, pero bajo criterios de sostenibilidad.