Información para Profesionales de Turismo
Texto
Nota de tapa
Renovarse o caducar

El "Estudio de la OCDE sobre políticas de turismo en México" destaca la necesidad de renovar el modelo de turismo en el país. Tras evaluar las políticas, programas y planes en la materia, el análisis advierte sobre la inminente caducidad del modelo actual, los riesgos de la falta de transporte adecuado y conectividad aérea; además de la afectaciones por el recorte presupuestal.

Según un nuevo informe de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE), es necesario renovar el modelo de turismo de México.
El "Estudio de la OCDE sobre políticas de turismo en México" concluye que el potencial del turismo de desarrollar las economías locales de México no se ha explotado plenamente y recomienda redoblar esfuerzos para apoyar a las cadenas locales de suministro en el sector, desarrollar nuevos destinos y mejorar las conexiones de transporte externo e interno.
Presentado en enero con la presencia del secretario general del organismo, José Ángel Gurría; el presidente de la República, Enrique Peña Nieto; y el secretario de Turismo, Enrique de la Madrid, entre otros funcionarios, el documento evalúa las políticas, programas y planes en materia turística y emite una serie de recomendaciones para el sector.
El análisis subraya que el turismo es un motor clave de la economía mexicana, que en 2014 representó directamente el 8,5% del PIB -el doble del promedio de la OCDE- y sostuvo de forma directa 2,3 millones de empleos.
En 2015, México recibió a una cifra récord de 32,1 millones de visitantes extranjeros, que gastaron más de US$ 15,5 mil millones; esto ubicó al país en la 9º posición en el mundo en llegadas de turistas internacionales. Sin embargo, advierte el estudio, los beneficios económicos y sociales no se distribuyen lo suficiente.
Uno de los temas centrales es la necesidad de renovar el modelo turístico. "El modelo actual se encuentra en su etapa madura. Sus impactos económicos son muy localizados y su capacidad para contribuir al desarrollo regional y distribuir equitativamente los beneficios del turismo más ampliamente es limitada. El producto existente está fuertemente adaptado al mercado tradicional de América del Norte y la falta de innovación de la oferta limita el potencial de México para competir en otros mercados. A largo plazo, este modelo es vulnerable a diversos desafíos, incluidos los cambios en los patrones de demanda de los consumidores, las consideraciones ambientales y otros aspectos de la competitividad", alerta.
En ese sentido, el estudio apunta que se requiere un enfoque orientado al desarrollo de otros destinos y la diversificación de productos: "México se beneficiaria de dar un paso hacia un modelo de desarrollo turístico geográficamente distribuido y la implementación de medidas regionales enfocadas en el desarrollo de nuevos productos turísticos, rutas y clústeres en todo el país. Esta estrategia de diversificación debe ser complementaria del producto existente de sol y playa y no debe considerarse un sustituto del mismo".
Asimismo, el análisis advierte que "las realidades presupuestarias están afectando la capacidad de México para cumplir con los planes, estrategias y programas nacionales de turismo, vinculados con el gasto del sector público y los recortes de recursos introducidos tras la fuerte reducción de los ingresos públicos obtenidos por la venta de petróleo. La rotación de personal y la perdida de conocimientos técnicos están repercutiendo en el desarrollo de una política de turismo conjunta y efectiva".
Por otro lado, refiere que la falta de infraestructura de transporte adecuada ocasiona que los destinos menos conocidos sean completamente ignorados. "Los desafíos de México en la política de transporte son ir más allá́ de lo básico y convertirse en un líder global. Esto ayudará a México a diversificar su oferta turística y mercados de origen, así́ como a fortalecer el turismo en áreas regionales y repartir de manera más equitativa los beneficios", señala.
También indica que la limitada conectividad aérea directa reduce el atractivo de otros destinos aparte de Cancún y Ciudad de México.
Entre las recomendaciones vertidas en el estudio, sobresalen las siguientes: desarrollar un enfoque más estratégico del turismo en México y centrarse en asegurar que los actuales planes y proyectos turísticos se pongan en marcha; elaborar el modelo de desarrollo turístico para centrarse en diversos recursos como el ecoturismo, la gastronomía y el turismo de aventura, los cuales pueden estimular el desarrollo local; continuar las iniciativas para liberar los acuerdos de servicio aéreo, con el fin de aumentar la conectividad de todos los aeropuertos mexicanos; y promover el financiamiento de las pequeñas y medianas empresas (Pymes) para apoyar las iniciativas de turismo con mayor potencial.

 

 

 

 

Anticipo